UN MUSIQUITO NUEVO (Esteban Salas)

Esteban Salas y Castro nació en La Habana, Cuba, el 25 de diciembre de 1725.

Desde los 8 años fue soprano en el coro de la Parroquial Mayor de La Habana.

En 1740, con 15 años de edad, ingresó en el Seminario de San Carlos y San Ambrosio, en La Habana. Allí completó su educación en Filosofía, Teología y Derecho canónico. El 8 de febrero de 1764 se trasladó a Santiago de Cuba, al ser nombrado por el obispo Pedro Agustín Morel de Santa Cruz como maestro interino de la Capilla de Música de la Catedral de Santiago de Cuba. También fue profesor de filosofía, moral y música en el Seminario San Basilio Magno de esa ciudad. También fue compositor y autor de artículos teológicos.

Durante sus 39 años de desempeño en la Capilla de Música de la Catedral de Santiago se destacó en la composición de música religiosa. Escribió algunas de sus obras con letras en latín. Además, compuso música no litúrgica, en español. Aunque generalmente componía villancicos, también produjo cantadas y pastorelas.

Esteban Salas fue ordenado sacerdote en 1790, a los 64 años. Falleció en Santiago de Cuba el 14 de julio de 1803.

Se cuenta que toda la ciudad se unió al duelo por su muerte.

Un musiquito nuevo
que empieza en su instruccion
viene al portal devoto
a estudiar su leccion
por divertir a el niño
con su sol fa y su voz.

Veamos que tal lo hace
prestemos le atencion
do re do si la fa
le dice al niño Dios
y la repit’amante
con el mayor fervor
y si lo dire siempre
de todo corazón
y es grande mi contento
cuando hago en devocion
que fa sol la si do
sirvan a mi religion.

Mas haga s’a qui pausa
en la not’y cancion
pues maxima ser puede
del chic’en l’ocasion
por lucir la hacer longa
la que breve es menor
asi ya sin tardanza
pongase el calderon.

 

Mis propiedades niño
regula con tu amor
y a mi natura recia
haz blanda qual bemol
La gracia qu’en tus labios
difusa admiro yo
me haga sostenido
contra la tentacion.

Mas haga s’aqui pausa
en la not’y cancion
pues maxima ser puede
del chic’en l’ocasion
por lucir la hacer longa
la que breve es menor
asi ya sin tardanza
pongase el calderon.

Porque salga a compas
toda mi entonacion
Jesus, Maria y Joseph
ternario me dan hoy.